Obtener una certificación BRC Iop, significa seguir un recorrido voluntario capaz de adaptar sus actividades a los requisitos establecidos por este estándar privado anglosajón, en materia de calidad y de seguridad alimentaria para el sector de los materiales en contacto con los alimentos (Food Contact Materials).

Es un estandar privado, desarrollado por el BRC (British Retail Consortium, que en el año 2016 fue adquirido por el grupo británico LGC Limited) en colaboración con el Institute of Packaging colocado entre los sistemas de certificación privada de productos, pero con una visión integrada con los requisitos de sistema.

Se dirige a:

  • Producción de materiales destinados al contacto con alimentos MCA
  • Procesamiento de materiales en contacto con el alimento MCA, incluso el reenvasado
  • Distribuidores de materiales en contacto con la comida MCA
  • Los usuarios de envases destinados al contacto con alimentos que producen o transforman MCA en las líneas de embalaje
  • Fabricantes de embalajes y materiales de embalaje para productos cosméticos
  • Fabricantes de embalajes y materiales de embalaje para artículos de higiene personal
  • Fabricantes de embalajes y materiales de embalaje para consumibles asimilables a las categorías descritas anteriormente

Este proceso de certificación requiere el cumplimiento de requisitos específicos, que se refieren a:

  • Un fuerte compromiso de parte de la Alta Dirección
  • La adopción de sistemas de gestión de riesgos y análisis de peligros (según el método APPCC)
  • Un sistema documentado de gestión de la calidad
  • Un sistema adecuado de prerrequisitos (PRP) para el control del entorno de producción, de los procesos, de los productos y de los empleados.
  • PI.GA. Service sas de Pironi Serena & c. ofrece su asesoramiento para apoyar a la organización en cada uno de los siete puntos hasta obtener la certificación BRC IoP, y su renovación siguiente, de la manera más simple, rápida y correcta.
  • Prepararse a la certificación implica el uso de recursos humanos y económicos, formación profesional, control, verificación e inspección, así como las actividades de auditoría en los proveedores y en la empresa.
  • No se trata solo de la producción, sino también de todas las funciones relacionadas, desde la compra hasta la logística.

PI.GA. Service respalda la compañía en cada etapa de este proceso, tratando de guiar los recursos para obtener este objetivo común, que luego debe mantenerse y debe ser mejorado en los años a seguir.

Para los clientes, la certificación es sinónimo de seguridad y fiabilidad.

El protocolo de embalaje BRC pertenece a la categoría de las certificaciones voluntarias, pero se está convirtiendo siempre más importante, especialmente para los operadores de empresas alimentarias que tengan la intención de trabajar con la distribución anglosajona a gran escala. Los estándares BRC responden a los criterios establecidos por la Global Food Safety Initiative (GFSI) – The Food Business Forum, con la finalidad de reducir los riesgos de seguridad alimentaria.

Se trata de estándares aceptados por la mayoría de minoristas, pero solicitados por la GDO anglosajona, que se basa en un sistema APPCC asociado con la adopción de buenas prácticas de fabricación GMP (Good Manufacturing Practice) y GLP (Good Laboratory Practice), y GHP (Good Hygiene Practice).