Obtener una certificación ISO 22005 implica implementar las reglas italianas UNI 10939: 01 relativas al “Sistema de trazabilidad en las cadenas de suministro agroalimentario” e UNI 11020:02 relativo al “sistema de trazabilidad en las empresas agroalimentarias”.

Este estándar se aplica a todo el sector agroalimentario, inclusas las producciones de alimentos y va más allá de las obligaciones del art. 18 del Reg. CE 178/02.

De hecho, establece requisitos técnicos y organizativos para implementar un sistema de trazabilidad tanto dentro de una empresa como a lo largo de una cadena de suministro.

Por lo tanto, permite de:

  • responder a las obligaciones vinculantes (Reg. 178/02 y modificaciones siguientes),
  • valorizar características   especiales   del producto, como el origen, la territorialidad y las características de los ingredientes,
  • satisfacer las expectativas de los clientes, ya sean GDO o consumidores finales.

Los capítulos cruciales de este estándar son:

  • objetivos del sistema de trazabilidad
  • legislación y documentos aplicables al sistema de trazabilidad
  • productos e ingredientes sujetos a trazabilidad
  • posición de cada organización en la cadena alimentaria, la identificación de los proveedores y clientes
  • flujos de materiales
  • las informaciones que deben ser gestionadas
  • procedimientos
  • documentación
  • métodos de gestión de la cadena de suministro

Cada uno de estos aspectos debe ser enfrentado e implementado.

PI.GA. Service sas de Pironi Serena & c. ofrece su asesoramiento para apoyar a la organización en cada uno de los puntos hasta obtener la certificación ISO 22005 y su renovación siguiente, de la manera más simple, rápida y correcta.

Prepararse a la certificación implica el uso de recursos humanos y económicos, formación profesional, control, verificación e inspección, así como las actividades de auditoría en los proveedores y en la empresa.

No se trata solo de la producción, sino también de todas las funciones relacionadas, desde la compra hasta la logística.

PI.GA. Service respalda la compañía en cada etapa de este proceso, tratando de guiar los recursos para obtener este objetivo común, que luego debe mantenerse y debe ser mejorado en los años a seguir.

Para los clientes, la certificación es sinónimo de seguridad y fiabilidad.

El estándar ISO22005 ha alcanzado la versión 4, en transición hacia la versión 4.1.