En la religión judía existe el término Kosher, es decir, el conjunto de Reglas Religiosas Que Rigen La Nutrición De los Judíos Observantes.  La palabra hebrea “Kasher O Kosher” Significa Cumplir Con la Ley, Permitido.

Estas reglas implican algunas reglas, tales como la Prohibición de la mezcla de carne y productos lácteos durante el mismo pasto, consumir solo alimentos permitidos, tales como los rumiantes que tienen la pezuña hendida que se divide en dos partes, como la vaca, el ternero, la oveja, la cabra (no se permite, por ejemplo, conejo, cerdo, caballo, animales marinos sin escamas y sin aletas, crustáceos, moluscos, aves rapaces, reptiles), sacrificados según el ritual judío (Shechita).

La certificación Kosher es voluntaria y es de producto, no de sistema, y es emitida por terceros. Es reconocida por los consumidores de esta religión y es muy solicitada en los mercados de algunos países extranjeros, como los Estados Unidos. Millones de personas en todo el mundo limitan su consumo de alimentos y dirigen su interés hacia el símbolo Kosher, para asegurarse de que se cumplan sus preferencias.   Los consumidores judíos representan casi el 45% del mercado Kosher.
Millones de musulmanes en todo el mundo siguen una dieta parecida al código Kosher. Los productos alimentarios Kosher Certificados, también atraen a personas de fe musulmana, ya que cumplen con los requisitos de Halal. También atraen a los vegetarianos y a los intolerantes a la lactosa.

El objetivo de esta certificación es de producir alimentos idóneos para el consumo y que cumplan con los estándares de alimentación Kosher.
Todos los productos, para ser declarados   kosher   deben estar libres de cualquier contaminación derivada del contacto con las sustancias que no están permitidas durante su preparación, su producción, su procesamiento y su embalaje.

PI.GA. Service sas de Pironi Serena & c. ofrece su asesoramiento para apoyar a la organización con la finalidad de obtener la certificación kosher, proporcionar la documentación necesaria, analizar los puntos críticos, realizar inspecciones internas y auditorías.
Prepararse a la certificación implica el uso de recursos humanos y económicos, formación profesional, control, verificación e inspección, así como las actividades de auditoría en los proveedores y en la empresa.
PI.GA. Service respalda la compañía en cada etapa de este proceso, tratando de guiar los recursos para obtener este objetivo común, que luego debe mantenerse y debe ser mejorado en los años a seguir.