MOCA no es una certificación, pero es el sinónimo de Materiales y Objetos en contacto con los alimentos.
Son MOCA los utensilios de cocina y artículos de mesa, recipientes y contenedores, maquinarias para el procesamiento de alimentos, materiales de embalaje, etc., incluso en contacto con el agua, con la excepción de los equipos de suministro de agua pública o privada fija (ref Min. de Salud). También pertenecen a este grupo los Embalajes Alimentarios, Tapones, Etiquetas que pueden entrar en contacto con los alimentos, Herramientas, Tuberías, Maquinaria y equipos, materiales indirectos, tales como tintas de impresión y lubricantes.

En Italia, desde el año 1962, en la Ley nº 283 sobre la higiene alimentaria, se habían introducido indicaciones, obligaciones y prohibiciones relativas a la producción y a la comercialización de MOCA.
Con el Decreto Ministerial 21.3.73, aún vigente, nacen indicaciones, obligaciones y prohibiciones, que se convertirán, incluso después de más de 30 años, en inspiración para la Comunidad Europea con el objetivo de garantizar la salubridad de los alimentos.

Hay listas positivas para los materiales (OM 21.3.73) y los criterios de pureza de algunos de ellos, es necesario asegurarse de que los materiales que están o estarán en contacto con alimentos no transfieran sustancias, que puedan pasar en la comida (migraciones), y es necesario que se controlen las cesiones, que se pueden generar debido a la temperatura, la luz y el tipo de alimentos, que estarán en contacto con el producto (presencia de aceite, acidez, etc.).

Existen normas marco europeas que regulan el tema, como el Reglamento 1935/04.
Este último incluye entre los varios requisitos la aplicación de buenas prácticas de fabricación (BPF), la obligación de crear un sistema de rastreabilidad sólido, crear un etiquetado conforme y consistente y la declaración de conformidad alimentaria del material. Esta última debe dar fe de su aptitud para el contacto con alimentos, la conformidad con la normativa vigente, debe ponerse a disposición de las autoridades competentes que las solicitan, y debe acompañar al MOCA en todas las etapas, desde la producción hasta la venta, para la venta al por menor (a excepción de MOCA en cerámica, para los cuales la declaración de conformidad debe ser suministrada también a la venta al por menor).
El fabricante está obligado a mantener la “documentación de soporte”, que comprueba la conformidad declarada, como las declaraciones de los productores de materias primas y los resultados de los análisis de laboratorio realizados.

Uno de los sectores más disciplinados es el de los plásticos (Reg. 10/2011), pero también existen decretos nacionales para otros materiales, como aceros, papel y cartón, etc.
Todos los MOCA enumerados en el anexo I del Reglamento (CE) nº 1935/2004 y sus combinaciones, así como los materiales y objetos reciclados, deben fabricarse de conformidad con las normas generales y específicas sobre buenas prácticas de fabricación, definidas en inglés como Good Manufacturing Practices (GMP) y sobre la base de un sistema de seguro de la calidad, factor definido por el Reglamento CE 2023/06. Las empresas que llevan a cabo actividades relacionadas con cualquier fase de procesamiento, transformación y distribución de materiales y objetos deben establecer un sistema de aseguramiento y control de la calidad.

El marco de sanciones se rige por el reciente  Decreto Legislativo 29/2017.

Las empresas que producen objetos destinados a entrar en contacto con alimentos deben comprobar el cumplimiento de las normas aplicables y demostrar en cualquier momento que se han proporcionado de manera adecuada, los controles y todas las investigaciones necesarias.

PI.GA. Service sas de Pironi Serena & c. ofrece su asesoramiento para apoyar a la organización en la traducción de las regulaciones actuales de una manera concreta y correcta, coordinando los recursos y optimizando los procesos haciendo sí que sean siempre más eficaces.
Manuales de BPF y de trazabilidad, declaraciones de conformidad alimentaria, etiquetado y asistencia en la producción de documentación de respaldo personalizada para cada realidad.

Además, ofrece asistencia en la implementación de certificaciones del sector voluntario, como BRC IoP e IFS PACsecure.

El método adoptado por PIGA para ayudar a la empresa a cumplir con las reglas, se puede resumir con el acrónimo ACPST: ascolto, comunicazione, progettazione, soluzioni, team (escuchar, comunicar, diseño, soluciones, equipo).

Escuchar las funciones, para conocer los mecanismos presentes en la organización y luego identificar los procesos, revisarlos y optimizarlos.

Comunicar entre las varias funciones internas y planificar la comunicación externa.
Disposición del diseño, procesos de producción, productos, sistema de gestión, planes analíticos, vida útil y actividades del plan de acuerdo con los objetivos SMART (específicos, mensurables, realistas, relevantes, temporales).

Conseguir soluciones aplicables y concretas ante reclamos, problemas del proceso y/o de productos, incumplimiento en general e identificar las acciones correctivas adecuadas para que, analizadas las causas, el problema no se repita. Actividades que impliquen el control y la capacitación continua de recursos.

El equipo es la base de cada organización: los objetivos se logran a través de un equipo cohesivo y guiado por expertos.